Mi carrito

El carrito está vacío.

Todos los productos

Acné fúngico, explicado

Si usted es como muchas personas, es posible que no haya oído hablar antes del acné fúngico. Es una condición relativamente rara, pero puede ser bastante grave si no se trata. En esta publicación de blog, explicaremos qué es el acné fúngico, qué lo causa y cómo se puede tratar. También daremos algunos consejos sobre Cómo prevenir el acné fúngico de desarrollarse en primer lugar.

Acné fúngico, conceptos básicos

Entonces, ¿qué es el acné fúngico? El acné fúngico es un tipo de infección de la piel causada por un hongo. El tipo más común de hongo que causa el acné fúngico se llama Malassezia. Este tipo particular de hongo se encuentra en la piel de muchas personas, pero solo se vuelve problemático cuando crece demasiado. Cuando esto sucede, el hongo puede causar varios problemas en la piel, incluido el acné fúngico.
luz azul para el acne

¿Qué aspecto tiene el acné fúngico?

El acné fúngico se parece mucho al acné normal, pero hay algunas diferencias clave. En primer lugar, el acné fúngico suele ir acompañado de picazón y enrojecimiento.
Además, el acné fúngico tiende a aparecer en áreas donde hay mucho cabello, como el cuero cabelludo, el pecho y la espalda. Finalmente, el acné fúngico a menudo se caracteriza por pequeñas protuberancias rojas que se llenan de pus. Si tiene alguno de estos síntomas, es importante que consulte a un médico para que pueda confirmar si tiene o no acné fúngico.
mejor luz azul para el acne

Causas del acné fúngico

Ahora que sabemos qué es el acné fúngico, echemos un vistazo a algunas de las cosas que pueden causarlo. Como mencionamos antes, el crecimiento excesivo de Malassezia es la causa principal del acné fúngico. Sin embargo, hay algunas otras cosas que pueden contribuir a este crecimiento excesivo.

Sistema inmunológico debilitado

Una de las causas más comunes del acné fúngico es un sistema inmunitario debilitado. Cuando su sistema inmunológico no funciona correctamente, no puede controlar el hongo, lo que le permite crecer sin control. Hay una serie de cosas que pueden debilitar su sistema inmunológico, incluido el estrés, la falta de sueño y ciertas condiciones médicas. Si cree que su sistema inmunológico podría ser el culpable de su acné fúngico, es importante consultar a un médico para que pueda realizar algunas pruebas.

Desequilibrio hormonal

Otra causa común del acné fúngico es un desequilibrio hormonal. Cuando sus hormonas están desequilibradas, puede alterar el delicado ecosistema de su piel, lo que puede provocar el crecimiento excesivo de hongos. Los desequilibrios hormonales suelen ser los culpables del acné adolescente, pero también pueden afectar a los adultos. Si cree que sus hormonas podrían ser las culpables de su acné fúngico, es importante que consulte a un médico para que pueda realizar algunas pruebas.

Ciertos medicamentos

Ciertos medicamentos también pueden causar acné fúngico. Estos medicamentos incluyen esteroides, antibióticos y píldoras anticonceptivas. Si está tomando alguno de estos medicamentos y desarrolla acné fúngico, es importante que hable con su médico acerca de las opciones alternativas.

Prevención del acné fúngico

Ahora que sabemos qué causa el acné fúngico, vamos a echa un vistazo a algunas formas de prevenirlo.

Limpia tu piel regularmente

Una de las mejores maneras de prevenir el acné fúngico es limpiar la piel con regularidad. Esto significa lavarse la cara (y otras áreas afectadas) con un jabón suave y agua tibia. Asegúrate de secarte la piel después. También debes evitar frotarte la piel con demasiada fuerza, ya que esto puede irritarla y empeorar el acné fúngico.
luz azul para el acne

Evite los tratamientos para el acné de venta libre

Muchos tratamientos para el acné de venta libre pueden empeorar el acné fúngico. Esto se debe a que estos tratamientos a menudo contienen productos químicos agresivos que pueden irritar la piel y provocar el crecimiento excesivo de hongos. Si está usando un tratamiento para el acné de venta libre y desarrolla acné fúngico, es importante que deje de usar el tratamiento y consulte a un médico.

Tratamiento del acné fúngico

Si tienes acné fúngico, es importante que consultes a un médico para que te recete el tratamiento adecuado.

Medicamentos antimicóticos

El tratamiento más común para el acné fúngico es un medicamento antifúngico. Estos medicamentos pueden tomarse por vía oral o aplicarse sobre la piel. Los medicamentos antimicóticos orales más comunes son la terbinafina (Lamisil) y el itraconazol (Sporanox).
El medicamento antimicótico tópico más común es el ketoconazol (Nizoral).
Estos medicamentos pueden tardar hasta ocho semanas en hacer efecto, por lo que es importante tener paciencia. Mientras tanto, puede ayudar a aliviar sus síntomas usando un limpiador suave y evitando los productos químicos agresivos.
Estos medicamentos pueden estar en forma de cremas, geles o pastillas. Asegúrese de seguir cuidadosamente las instrucciones de su médico cuando use estos medicamentos.

Terapia de luz

En algunos casos, el acné fúngico también se puede tratar con terapia de luz. Este es un tipo de tratamiento que utiliza dispositivos de luz ultravioleta en el hogar para matar el hongo demasiado grande. La terapia de luz a menudo se usa en combinación con medicamentos antimicóticos.
terapia de luz para el acné
Si sufres de acné fúngico, es importante que consultes a un médico para que te recete el tratamiento adecuado. Con el tratamiento adecuado, puede aclarar su piel y volver a sentirse seguro y cómodo en su propia piel.